martes, 19 de febrero de 2013

Flores de lasaña tricolor con secreto de queso de cabra

Pin It


Hoy os traigo una nueva forma de presentar la lasagna vegetal. Buscando por Pinterest encontré esta receta de Inspiring Healthy Living y la he modificado un poco. La verdad queda fantástico y al ser pastelitos individuales son muy cómodos para ésas reuniones de amigos en las que quieres hacer algo diferente con un plato muy conocido. 

Es la primera vez que la hago así y estoy segura de que se puede mejorar pero me ha encantado. Parecen flores de loto :) 

Espero que os guste. 



Las cantidades son para 12 cupcakes porque es el molde que tengo ahora mismo.

Ingredientes

36 hojas de pasta wonton (3 para cada pastelito)
250g de champiñones laminados
1kg de espinacas frescas 
15g de impurezas de ghee, mantequilla, margarina o aceite
un puñado de pasas de corinto
medio puerro
1/2 cdita de asafétida
1/2 cdita de canela
100ml de nata, leche evaporada o tofu silken
1 cda de queso crema Philadelphia
12 rodajas de queso de cabra
2 tomates 
queso rallado para cubrir
sal


Preparación

En una sartén calentar la mitad de las impurezas, la mantequilla, margarina o aceite. Añadir la asafétida, el puerro cortado bien fino y la sal. Pochar a fuego lento y cuando empiece a dorar agregar los champiñones laminados y bien lavados. 
Tapar y dejar que se cocine al vapor. No hace falta echarles más agua, las setas suelen soltar mucha.

En otra sartén calentar el resto de las impurezas, la mantequilla, margarina o aceite y saltear las pasas a fuego bajo. Cuando empiecen a dorar añadir las hojas de espinacas. 
Salar y dar un par de vueltas. Están listas cuando comienzan a reducir el volumen. No me gusta cocinarlas de más así que en cuanto empiezan a encoger apago el fuego. Una vez apagado el fuego añadir la nata y el queso crema, mezclar bien y apartar. 

Mientras se cocinan los champiñones engrasar un molde de 12 cupcakes y poner una lámina de pasta wonton. Si la compras congelada en media hora está lista para usarla. 
La venden en las tiendas de comida asiática en paquetitos de unas 40 láminas. A mí me sobraron pero siempre se les puede dar un nuevo uso en otra receta, ya iré poniendo más ideas con esta pasta.

Poner la primera capa de espinacas con una cuchara de sopa, es la medida perfecta para el relleno. Una cucharada en cada hueco y cubrir con otra lámina de wonton. 



Retirar los champiñones y rellenar la segunda capa de la lasaña. Poner sobre los champiñones una rodaja de queso de cabra en cada molde. Cubrir con otra hoja de wonton y poner el tomate crudo en rodajas finas y cubrir con queso rallado. 

Precalentar el horno a 150º y cocinar unos 20 minutos o hasta que doren las puntas de la pasta. Mi horno no tiene grill a la vez que cocina por abajo pero si tienes un horno que puedes encender a la vez el fuego arriba y abajo estará listo en 20 minutos. Si no 18 minutos de horneado y dos de gratinado. 

Sacar y dejar enfriar. Salen muy fácil del molde y quedan crujientes por las puntas a la vez que deliciosamente jugosas por dentro. 




4 comentarios:

  1. Hola guapa, google se ha enfadado conmigo y me ha cambiado el nombre, no se cree que me llamo coulís de limón, jajaja.

    Ya está tu receta publicada en el post, muy rica por cierto.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja seguirás siendo coulis de limón por mucho que diga google jijiji
      ¡Gracias!
      Besos

      Eliminar
  2. Qué receta más currada. Me encanta. Quedan genial. Suerte en el concurso!!!

    ResponderEliminar