sábado, 23 de febrero de 2013

Tarta de fresas con crema de queso al limón

Pin It
Hoy no he parado desde que me he levantado, he limpiado, recogido, barrido, comprado, cocinado, comido, vuelto a limpiar y ahora que me relajo vengo con la cita de los sábados preparada. Estoy cansadísima pero satisfecha, contenta de las nuevas metas y de los objetivos conseguidos.

Espero que disfrutéis con esta nueva entrada.




Una receta sana, sin mucho azúcar, crujiente, suave y perfecta para una tarde de frío con un chai bien caliente, una manta y una peli de risa en la pantalla o un buen libro.

Hace tiempo que tenía pendiente esta receta de un blog monísimo que se llama Gourmenderies y finalmente la he probado con algunos pequeños cambios.
Si os da mucho trabajo hacer el queso fresco yo creo que cualquier queso tipo mató puede funcionar o incluso con tofu blando para los veganos.

Ingredientes

2l de leche entera o de soja + ácido cítrico para cortar la leche o el zumo de dos limones ó 500g de tofu blando
80g de harina integral
270g de harina blanca
130g de mantequilla o margarina vegetal fundida
150g de agua
8g de azúcar vainillado
1 limón
20g de azúcar
1 chorreón de nata, leche evaporada o nata de tofu o cualquier otro tipo vegetal
100g de fresas



Preparación

En una olla alta hervimos la leche para hacer paneer, el queso fresco que lleva el relleno.
Una vez hierve la leche la apagamos y echamos poco a poco cucharaditas pequeñas de ácido cítrico o el zumo de limón. Lo más importante es hacerlo con calma y veremos como se separa el queso del suero que ha de quedar nítido.

Colamos el queso y reservamos el suero para otra receta, es muy nutritivo. Si lo hacemos con leche de soja el proceso es el mismo.

También se puede hacer con tofu comprado en herbolario o tiendas de comida asiática.

Fundir la mantequilla a fuego muy bajo en una cacerola pequeña. No esperar a que esté deshecha del todo, apagar y dejar que poco a poco acabe de convertirse en un líquido dorado. También puedes usar margarina vegetall

En un bol mezclar las harinas tamizadas y el azúcar vainillado. Agregar el agua y la mantequilla y amasar con cuidado hasta que se convierte una masa suave, sin grumos.

Engrasar un molde y estirar la masa.Con un tenerdor pinchar los border y la superfície de la base para que no se inche al hornearla. Poner un papel de horno sobre la masa y cubrirlo con garbanzos o judías secas, yo no tenía garbanzos así que usé las judías blancas.Esto evita que salgan burbujas cuando está en el horno.

Precalentar el horno a 150º y hornear unos 20 minutos o hasta que esté dorada. No hay que pasarse ni de temperatura ni de tiempo o la masa quedará dura y menos apetecible. Mejor que tarde un poco más que poner el fuego demasiado alto. Aunque parezca que no está cocinada si los bordes empiezan a separarse del molde y está crujiente ya la puedes sacar.



Mientras la masa se hornea preparamos el relleno.Mezclamos el queso con el limón rallado, el zumo de ese mismo limón, 20g de azúcar y la crema de leche. Batimos bien con la batidora eléctrica y reservamos.

Cuando terminamos con la crema preparamos las fresas. Cortadas en rodajas no muy gruesas y las ponemos en un bol con un poco de azúcar para que suelten el agua.

Una vez la masa está lista es super fácil sacarla del molde. Rellenamos con la crema de queso y decoramos con las fresas.

Servir trozos generosos con una taza de té bien caliente :)

2 comentarios:

  1. Que rico!! tiene muy buena pinta :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina!!! La tienes que probar, ya no quedan ni las migas jajaja ;)

      Eliminar