domingo, 31 de marzo de 2013

Tarta Sacher

Pin It
Después de unos días de merecidas vacaciones, en Barcelona, pero vacaciones de obligaciones y con tiempo para hacer la compra, ver el sol, a las amigas, estar con mi chico y relajarme, os traigo una bombita de chocolate.

La conocida tarta Sacher sin huevo ni ingredientes animales. Una tarta típica austríaca inventada en 1832 por Franz Sacher para deleitar a un selecto grupo de invitados de un príncipe (Fuente Wikipedia). Aún hoy esta tarta es conocida en todo el mundo. Es un pecado irresistible y poder hacerla en casa todo un festín.


Las fotos hablan por sí mismas así que os dejo la receta y espero que la disfrutéis.

La receta original es de Toni Rodríguez y la podéis encontrar en su libro Delicias Veganas

Ingredientes para 12 personas
40 minutos de tiempo

300g de harina de trigo
225g de azúcar moreno
1 cdita de sal
60g de cacao puro en polvo
2 cditas de levadura en polvo
1 cdita de bicarbonato
250g de agua
130ml de aceite de girasol o margarina o mantequilla

Mermelada de albaricoque para rellenar  450g

Cubertura:

200g de chocolate al 74% por ciento
150 de margarina o mantequilla
50g de aceite de girasol

un puñado de frambuesas frescas para decorar


Preparación:

Mezclar en un bol la harina + azúcar + levadura + azúcar + sal + cacao + bicarbonato.

Si usamos margarina o mantequila la derretimos unos minutos a fuego muy bajo antes de mezclarla con el agua. Si usamos aceite lo mezclamos con agua y batimos la mezcla. Agregamos los ingredientes líquidos a los secos y mezclamos bien hasta tener una masa fina.

Ponemos la masa en 3 moldes redondos de 20cm de diámetro. Si solo tenemos un molde lo podemos hacer de golpe y luego cortar 3 partes. También se puede hacer en tres tandas.


Hornear a 180º unos 15 minutos si son 3 moldes y 25 minutos si lo hacemos en un solo molde. El truco es vigilar el horno y pinchar con un palillo, si sale limpio es que está listo.

Reservar en frío y preparar el relleno de mermelada. Rellenar el pastel y congelar. Yo lo dejé toda la noche y al día siguiente preparé la cobertura.

Derretimos al baño maría el chocolate + aceite + margarina o mantequilla. Emulsionar con las varillas y con el bizcocho sobre una rejilla repartimos la cobertura de manera uniforme para que los laterales queden bien cubiertos. Con la ayuda de una espátula arreglamos los laterales solamente ya que la parte superior queda perfecta al enfriarse y si la tocamos no quedará tan fina. Lo ideal es que el chocolate caiga y se adhiera pero si los bizcochos no encajan perfectamente como me pasó a mí hace falta añadir el chocolate en los laterales con la espátula de goma.


Servir pasadas unas 4 horas después de haberla sacado del congelador para que el sabor del chocolate se intensifique y no esté fría.

Acompañada de un buen chai es la merienda, postre, desayuno o entre horas perfecta.

martes, 26 de marzo de 2013

Fusilloni con seitán y pimiento verde a la crema

Pin It
La receta de hoy quería que fuera algo sencillo pero sin dejar de ser nutritivo y sabroso así que, cogí el libro de Delicias Veganas de Toni Rodríguez y empecé a buscar qué podía hacer.

Encontré esta receta y la verdad, de nuevo un éxito. He tardado menos de 20 minutos en tenerla lista y servida.

Así que ahora no hay excusa para cenar bien y casero. El tiempo no es un problema con esta receta porque se hace casi sola.

¡Disfrutarla!

Y por cierto, ¡Feliz Gaura Purnima!
Mañana es el día de la aparición de Sri Caitanya Mahaprabhu, "La Luna Llena Dorada" y por lo tanto tendremos una magnífica luna llena iluminando el cielo.



Ingredientes

200g de fusilloni
1 pimiento verde italiano
100ml de crema vegetal
1/2 paquete de seitán 
2 cdas de aceite de oliva
1 cdita de asafétida
1 cdita de sal
1 cdita de pimienta negra

Preparación

En una olla ponemos el agua a hervir. Tapamos la olla para que el agua se caliente más rápido y así ahorrar energía.

Cortamos el seitán y el pimiento en trozos grandes. Calentamos el aceite en una sartén y tostamos la asafétida. Añadimos el pimiento y freímos hasta que esté dorado.
Agregamos el seitán y le damos un par de vueltas. Cocinar hasta que el seitán se dore.

Incorporar la crema vegetal, sal y pimienta. Cocinar a fuego bajo 2 minutos más y reservar.

Los fusilloni son una pasta bastante más grande y gruesa que los fusilli a los que estamos acostumbrados algunos con lo que suelen necesitar más tiempo de coción. A mí la pasta me gusta al dente así que si en el paquete pone que necesita 16 minutos yo la dejo 2 o 3 minutos menos. Este fué el caso y vale la pena, la pasta se saborea entera y casi crujiente combinada con la delicadeza de la salsa.



Una vez la pasta está cocinada la colamos y no le agregamos aceite, queremos que la salsa impregne la masa no que esta la repela. 

Servir la pasta con la salsa y un poco de pimienta por encima.


sábado, 23 de marzo de 2013

Corazones rellenos de mermelada de fresas especiada

Pin It
Alicia empezaba a cansarse de estar sentada en la orilla al lado de su hermana sin tener nada que hacer: una vez o dos se había asomado al libro que su hermana estaba leyendo, pero no tenia ni diálogos ni ilustraciones, "y ¿para qué sirve un libro" pensó Alicia, " sin ilustraciones ni diálogos?" (...) No había pasado nada demasiado extraordinario en eso, tampoco Alicia lo pensó demasiado cuando oyó al Conejo decirse así mismo: "¡Oh Dios mío! ¡Dios mío! ¡Llego tarde!"


Así comienza uno de los cuentos más preciosos que se han escrito, puede leerse en todas las edades y siempre le encontraremos nuevos significados.

Así comienza también la idea de esta receta. Con la llegada de la Primavera me vuelve la nostalgia de aquellos días en los que no teniendo responsabilidad ninguna podía tirarme al sol en la hierba y leer, leer y leer mientras me comía unas manzanas. Me apetecía hacer algo dulce, un bocadito rápido diferente que me recordara a esos días y encontré la receta de las galletas rellenas de Laskaponia y la mermelada de fresas de Directo al paladar. No podía ser más perfecto.

Hice 3 paquetitos que regalé a algunos amigos con etiquetas de ¡Cómeme! como en el cuento y todos sucumbieron a la tentación, en casa no han quedado ni las migas.


Ingredientes:

Galletas:

200g de harina
100g de mantequilla vegetal o margarina
4cdas de agua
1 sobre de azúcar vainillado
90g de azúcar

Preparación:

Mezclar la harina + azúcar vainillado + azúcar.
Fundir la mantequilla y agregarlo a la masa. Mezclar bien y envolver en un film en el frigo durante 30 minutos.

Amasar de nuevo y formar las galletas. Necesitaremos un cortapastas y un descorazonador de manzanas. Si no tenemos cualquier botella con el cuello pequeño nos servirá.

Hacer una galletas con hueco y otras sin, precalentar horno a 180º y hornear entre 15-20 minutos.

Tener cuidado con la masa, es complicada de manejar pero con paciencia salen perfectas. En el horno que no se doren mucho, quedan mejor en el punto justo.

Rellenar con la mermelada y espolvorear con azúcar glás.

Son perfectas para un té loco o un no cumpleaños :)


 Mermelada: 

500g de fresas
200g de azúcar
1 bastoncito de canela o una cda de canela en polvo
3 vainas de cardamomo
4 clavos de olor
el zumo de un limón mediano

Preparación:

En un bol trocear las fresas y mezclarlas con azúcar. Dejar reposar en la nevera mientras hacemos la masa, para que suelten el líquido.

Una vez terminada la masa añadimos a las fresas el zumo de limón y las cocinamos a fuego bajo.

Pasados 20 minutos añadimos las especias molidas y la ramita de canela si la tenemos. Seguimos cocinando, removiendo de vez en cuando hasta que haya espesado un poco más. Apagar y dejar reposar. Sacamos la ramita de canela antes de servir.

Está mejor de un día para otro, si la ponemos en botes y al baño maría podemos guardarla un tiempo pero está tan rica que no dura mucho en la nevera.


Espero que os gusten y para animar el horneado una canción, de mis favoritas también. Música de una época de amor y lucha por la libertad, un momento en el que los jóvenes también luchaban como ahora por los ideales.




¡Buen finde!

jueves, 21 de marzo de 2013

Hojaldre de verduras asadas con chips de alcachofas

Pin It
Hoy damos la bienvenida a la Primavera con un hojaldre de verduras.


Los balcones empiezan a llenarse de flores, la ropa empieza a pesarnos y queremos caminar y disfrutar del sol más que nunca. La sangre se nos altera, todo parece ideal y es una de las mejores épocas del año, el comienzo de algo nuevo, ahora es cuando brotan las semillas que hemos plantado, es el momento perfecto para disfrutar de los resultados. Y sí, me encanta esta estación del año y me siento soñadora pero, vamos a por la receta que se me está haciendo la boca agua solo de recordarla.

La receta de hoy lleva todo de temporada, como siempre, es más barato y están más sabrosas ya que lo más probable es que sean locales. Si no, con preguntar en la frutería del barrio seguramente lo que tengan será porque es la época.


Compré una masa de hojaldre para hacer palmeritas pero no se me ocurría el relleno hasta que dije, haré una tarta de verduras y ya otro día probaré con las palmeritas.

Tenía dos alcachofas en la nevera y tenía ganas de probar la receta de chips que le ví hacer a Bruno Oteiza así que las añadí por encima y el contraste de texturas resultó sorprendente.

Necesitamos:

1 masa de hojaldre sin ingredientes de origen animal
2 alcachofas en finas láminas rociadas con limón para que no se oscurezcan
1 puerro mediano en rodajas no muy gruesas
2 zanahorias medianas en rodajas finas
1 pimiento verde italiano en tiras finas
1 pera madura en láminas (no hay que asarla)
3 ramitas de apio cortadas en rodajas al viés
queso rallado vegano
aceite de maíz para freír
aceite de oliva para asar las verduras
sal
orégano
pimienta negra
pimentón ahumado



Preparación:

Precalentar el horno a 180º. Cortar las verduras y sobre una bandeja engrasada asar hasta que estén doradas. Hay que vigilar que no se quemen y darles algunas vueltas para que se hagan por los dos lados.

Mientras preparamos la masa de hojaldre y le damos forma al borde como más nos guste.

Poner una primera capa de queso y cubrir con las rodajas de zanahoria, luego el apio, el puerro, la pera cruda y las tiras de pimiento verde para decorar. Agregar un chorrito de aceite de oliva, sal y las especias.

Hornear el tiempo necesario, suelen ser unos 15 minutos a 220º sobre el papel de horno. Tener cuidado de que no se queme.

Mientras en el horno se hace la masa calentamos el aceite en una sartén, apenas el necesario para cubrir bien las láminas de alcachofa y freímos. Cuando están doradas las ponemos sobre papel absorbente y salamos al gusto.



Sacar el hojaldre del horno y decorar con las alcachofas. Servir recién hecho aunque frío también está delicioso.

Me inspiré en la receta de este blog


martes, 19 de marzo de 2013

Raita de pepino y cilantro

Pin It
Esta salsa para dipear es perfecta para la primavera y el verano. Ligera, refrescante y un poco picante por el ajo. La podemos hacer con yogur natural de soja o yogur griego.
La receta original llevaba solo menta pero me encanta el cilantro y tuve que añadirlo.

Para dipear freí unos mini papadums (tortitas indias de lentejas, dhal)
El resultado... hay que probarlo.



Necesitamos para 2 personas:

1 yogur natural de soja o griego
2 dientes de ajos pelados y picados, eliminamos el centro para que no repita
1/2 cdita de semillas de comino tostadas y molidas
1/2 cdita de pimienta negra
2 cdas de menta bien picada
2 cdas de cilantro fresco bien picado también y unas hojas para decorar
1 pepino pequeño 

Medio paquetito de mini papadums con jeera (comino)



 Preparación:

Trocear o rallar el pepino y mezclar con todos los ingredientes.
Si queremos una salsa líquida para falafel lo batimos todo, para dipear me quedó muy líquida aunque sabrosa.
Recomiendo rallar el pepino o trocearlo muy fino.
Freimos rápidamente los papadums, teniendo cuidado de que no se doren demasiado. Necesitan apenas unos segundos así que os recomiendo que tengáis ayuda en este paso, mientras uno va friendo otro los va sacando del aceite que ha de estar bien caliente pero no hirviendo.

Si la hacemos más espesa también puede ser una ensalada. De echo esta mezcla la he encontrado como raita pero también existe en Turquía y en Grecia, con pequeñas diferencias y donde la llaman tzaziki.

*Para más información sobre los papadums os dejo este fantástico enlace de Gastronomía y Cia


domingo, 17 de marzo de 2013

Curry rápido de tomate y fideos (Gujarati Sev)

Pin It
Perdonar que este fin de semana no haya escrito pero he estado ocupada. El viernes tuve mi primer catering desde que empecé con Maison Courgette. Ya he cocinado otras veces para mucha gente, en mi casa somos 9 hermanos y estuve a cargo de la cocina de un campamento hace unos años. Pero esta vez era diferente, pensaba que estaría super nerviosa y al final me apañé super bien. Con poco espacio y pocas ollas pero todo salió espectacular.

Me sirvió de práctica y aprendí mucho. Me olvidé el rodillo con lo que tuve que hacer los chapatis con una botella pero se inflaron todos. El arroz quedó suelto, la salsa en su punto de sabor aunque algo líquida, el curry un pelín más picante de lo que debería pero exquisito y  las samosas super suaves. Todo esto son palabras de los comensales. Juntos disfrutamos de una tarde fantástica. Gracias por la oportunidad! Estoy deseando repetir ;)

A lo largo de esta semana pondré las recetas de algunos de los platos que hice. 



La receta de hoy es el curry rápido de Sanjana, en su blog K.O. Rasoi lo explica de forma magistral. Soy una fiel seguidora de su cocina, porque aparte de ser guapísima cocina como los ángeles. Gracias Sanjana por el trabajo que haces. Es un placer.

Necesitamos (para 2-4 personas)

325g de tomates frescos, pelados y hechos puré
140g de jinni sev* (aperitivo gujarati, noodles de garbanzos y harina de garbanzos)
120g de cebolla tierna picada fina
2cdas de aceite
1/4 cdita de semillas de mostaza
1cdita de semillas de comino tostadas justo antes de ponerlas en el aceite
2 cdas de puré de tomate
1/2 cdita de cúrcuma
1/4cdita de asafétida
1cdita de chili en polvo o dos chilis rojos pequeños
1/2cdita de canela en polvo
4-6 cdas de agua
sal al gusto
un puñado generoso de cilantro fresco para decorar 



Preparación:

Calentar el aceite en una sartén alta o una olla y sofreír la mostaza, el comino tostado y la asafétida junto con la cebolla. Salar para que se haga antes y cocinar a fuego lento.
Añadir el puré de tomate, la cúrcuma y la canela en polvo. Justo antes de servir agregar los fideos de garbanzos, dar un par de vueltas y apagar el fuego.

Servir bien caliente con chapatis, arroz basmati y una buena bebida. 

*Estos fideos los compré en una tienda que hay en la C/ St Pau, Barcelona. No recuerdo el nombre pero voy desde pequeña que me llevaba mi madre y tienen de todo. Está a mano izquierda en una esquina si vas caminando desde Las Ramblas. Para los que no sóis de Barcelona supongo que tendréis colmados de cocina del mundo y no será díficil encontrarlos.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Calabacines rellenos de estofado de soja

Pin It
No es la primera receta que hago con calabacines para el blog pero sí de mis favoritas y la verdad no sé cómo he tardado tanto, es una de las verduras que siempre tengo en la nevera, me encanta, no, me chifla.


Al horno, con aceite y sal, en lasaña, en crema, como sea. No me canso de ellos. Courgette ;)

El otro día mientras hacía la compra ví estos calabacines redondos, ya los había comprado alguna vez antes pero los había hecho al horno y me había quedado con las ganas de rellenarlos así que buscando por internet una receta que llevara los ingredientes que tenía hoy en la nevera encontré esta.


 Ingredientes:

2 calabacines redondos vaciados y abiertos por arriba
1/2 taza de soja texturizada gruesa
1 cebolla blanca bien picada o 1 cda de asafétida
1 zanahoria mediana rallada 
2 tomates
1 cdita de genjibre rallado
1/2 cdita de ají molido
1/2 cdita de semillas de comino
1/2 cdita de orégano
1 cdita de pimienta
1 chorreón de salsa de soja
sal al gusto
aceite de oliva virgen extra al gusto
agua
queso para fundir, también hay vegano


Preparación:

La noche anterior poner en remojo en agua tibia la soja texturizada con un chorreón de salsa de soja.

Al día siguiente en una sartén calentar el aceite y tostar la asafétida o cebolla con el genjibre y el comino. Una vez está dorada añadir la zanahoria rallada, el tomate pelado en trozos y la soja texturizada previamente escurrida. Salar y cocer a fuego lento mientras vaciamos los calabacines.
Picar bien la pulpa y añadirla al estofado. Agregar el resto de las especias: ají, orégano y pimienta.
Añadir un poco de agua y cocinar durante 20-30 minutos a fuego  lento.

Precalentar el horno a 180º , cubrir una bandeja con papel de horno y asar los calabacines vacíos con un poco de aceite y sal unos 15 minutos.

Ir removiendo el estofado para que el agua se evapore y no se pegue al fondo de la sartén.

Sacar los calabacines, rellenar bien y decorar con el queso. Asar 10 minutos o hasta que el queso se gratine. Mi horno solo se enciende por un lado a la vez y con 10 minutos he tenido suficiente para que acabaran de cocinarse y el queso quedara dorado.

Servir como plato único o acompañado de una ensalada variada.


lunes, 11 de marzo de 2013

Hamburguesas de berenjena al hummus

Pin It
 ¿Porque los vegetarianos no podemos disfrutar de una buena hamburguesa? Pues sí podemos y son tan variadas que no me aburro nunca de hacerlas, siempre hay nuevas opciones.



Estas son de las mejores que he probado, el truco del horno les da un toque entre crujiente y jugoso.

Así que el viernes las hice acompañadas del ketchup que habíamos visto en Pesadilla en la Cocina y la verdad, esta cena no tuvo nada que envidiar a nada ni nadie.

La receta original la podéis ver en el fantástico blog The Tolerant Vegan

Comida rápida, vegetariana y sana es posible. ¡Rock'n'Roll y a disfrutar!

Ingredientes:

 6 panecillos de hamburguesa
1 berenjena mediana cortada en cubos
1/2 taza de hummus casero*
1 cebolla blanca o asafétida
1 puñado de cacahuetes machacados
un poco de pan rallado
sal
tomate en rodajas
rúcula



Preparación

Saltear la berenjena con la cebolla y las especias hasta que esté bien cocinada.

*Preparar el hummus:

200g de garbanzos en conserva
1 diente de ajo
aceite de oliva
sal
1 cdita pimienta
1/2 cdita pimentón
3 cdas de agua
1 cdita de sésamo negro tostado

Batir todo hasta obtener una pasta espesa.

Una vez la berenjena está lista mezclar el hummus con el sofrito y añadir los cacahuetes. Batir bien y si hace falta echar un poco de pan rallado para que sean fáciles de formar.

En una bandeja poner papel de horno y colocar las 6 hamburguesas. Hornear 45 minutos a 180º teniendo cuidado de que no se quemen, darles un par de vueltas mientras se hornean con cuidado de no romperlas.

Servir sobre pan de burguer con una ensalada de rúcula y tomate. Para darle más sabor preparar el *ketchup especial del chef Alberto Chicote:

8 cdas de ketchup
1 cdita de curry
1 cda de tabasco
1 cdita de perejil
1 cdita de albahaca
1 cdita de pimienta

Mezclar bien y está listo para ser degustado entre pan y pan sobre la hamburguesa.

Les puedes poner queso vegano, mostaza o lo que te apetezca.





sábado, 9 de marzo de 2013

Pastel de zanahoria con glaseado de limón

Pin It
La receta de hoy es uno de los pasteles que más veces he hecho, me encanta y siempre triunfa en las fiestas.



Es del libro Delicias Veganas de Toni Rodríguez, el primer libro que me compré este año.
Lo cierto es que no me ha decepcionado ni lo más mínimo, por ahora todas las recetas que he probado han salido perfectas.

Lo único que me ha fallado hoy es el glaseado que parecía más denso en la foto del libro de lo que al final me ha salido a mí, pero al dar el primer bocado al pastel se me ha olvidado todo.

Me he puesto a buscar un poco sobre la historia y origen del pastel, por lo visto ya en la Edad Media se utilizaba la zanahoria como endulzante debido a la escasez y elevado precio del mismo. Se puso de moda en Reino Unido en la década de los 60 aunque resurgió durante el racionamiento de la Segunda Guerra Mundial.

Sea como sea, glaseado, con queso crema o sin decoraciones, este pastel es una solución perfecta para una tarde de sábado, como la de hoy por ejemplo. Una buena taza de té, sol, flores y buena compañía.

Necesitamos:

300g de harina integral
270g de azúcar moreno o blanco
1cdita de sal
1cdita de canela
1cdita de nuez moscada (esto es aportación mía, le da un punto especial al pastel)
1cdita de bicarbonato
1cdita de levadura en polvo
300g de zanahoria rallada fina
200ml de agua
1cdita de esencia de vainilla
180g de aceite, margarina o mantequilla
100g de nueces partidas en dos
50g de pasas (esto también es un cambio mío)



En un recipiente mezclar los ingredientes secos: azúcar, sal, harina, levadura, canela, nuez moscada y el bicarbonato.

Lavar y pelar las zanahorias, rallarlas y reservar.

En otro bol mezclar los líquidos: agua, aceite/mantequilla/margarina, vainilla, zanahoria, nueces y pasas. Juntar las dos mezclas y batir hasta que tengamos una masa sin grumos.

Poner la masa en un molde de 6 muffins grandes y hornear unos 30 minutos a 180º. El truco es pinchar con un cuchillo o un palillo para ver si está cocinado el pastel ya que el tiempo de coción depende del molde y del horno.

Una vez están terminados los pastelitos dejar enfríar, desmoldar y poner sobre una rejilla.

Preparemos el glaseado:

300g de azúcar glas
100g de zumo de limón

Batir el zumo con el azúcar hasta que resulte una salsa homogénea y decorar los pasteles.





jueves, 7 de marzo de 2013

Sopa de hojas de alcachofa

Pin It
La receta de hoy viene derivada de la del martes, más alcachofas. Lo sé, no quiero hacerme repetitiva pero estamos en temporada y tenía que aprovecharlas.

Siempre que utilizo alcachofas en la cocina me da una pena enorme tirar los tallos y las hojas, parece que se quedan en nada y al final todo va a la bolsa de basura. Pues ya no, las hojas duras de las alcachofas son aprovechables y con un resultado delicioso.



La receta otra vez de El Comidista, el máximo alcachofero, con algunas modificaciones mías.
Tenía muchas ganas de hacerla desde que la ví porque me hizo pensar en nuestras abuelas, en antes, cuando la comida se valoraba y se cuidaba mucho más, se aprovechaba hasta la más diminuta miga de pan. No pienso en miseria sino en que en la cocina hay que inventar e ingeniárselas para aprovechar. Esta sopa le deja a uno el cuepo calentito y revitalizado.

La anécdota ha sido hoy al ir a comprar unas cebollas y alcachofas para la foto. He ido a la frutería de enfrente de mi casa, la lleva una pareja joven y entusiasta que me encanta. Ella estaba con una clienta así que le he pedido a él las alcachofas, le comento que son para unas fotos, de mi blog y tal, y ha ido a buscarlas al almacén con hojas, para que quedasen mejor en la foto. Me han pedido el enlace para verlo y todo, me ofrecían lo que me hiciera falta para las fotos. Obviamente las he comprado pero este trato familiar y amistoso es lo que me hace preferir comprar en un pequeño comercio. 
Y vamos con la receta...



Ingredientes:

las hojas de 6 alcachofas
2 patatas medianas partidas
2 dientes de ajo picados en láminas
1 cebolla grande cortada fina
1 pera en cuadraditos
agua
sal al gusto
aceite al gusto


Cocer a fuego lento bien cubiertas de agua las hojas de las alcachofas durante 30 minutos. Dejar en reposo si puede ser toda la noche, yo metí la olla en la nevera.

Al día siguiente en una sartén poner un poco de aceite, sofreir los ajos, la cebolla y las patatas hasta que se doren. La receta original lleva puerros pero como no tenía pensé que una pera le daría el punto dulce que hacía falta.
Añadir la pera al sofrito y seguir dando vueltas hasta que está bien hecho. Salar y apartar.

En la olla alta batir con cuidado, que salpica muchísimo, las hojas, poco a poco. El olor irá subiendo, olor concentrado a alcachofa, delicioso.

Colar el caldo y tirar los restos. En otra olla poner el caldo al fuego y echarle las verduras pochadas.
Dejar reducir unos 15 minutos y tapar. Servir bien caliente con unos trozos de pan casero y un poco de aceite.

Es una receta simple, nada complicada pero resultona la verdad.




martes, 5 de marzo de 2013

Alcachofas rellenas de sobrasada vegana

Pin It
Hace tiempo que sigo el reto de Veganiza al chef y este mes por fin me he apuntado.
Se trata de veganizar una receta conocida y la verdad, la de hoy me ha divertido mucho pero me llevó un buen rato decidirme a cómo hacerla.

Este mes de marzo toca modificar una receta de El Comidista. Para ver la original podéis ir a este enlace.



En un principio empecé a mirar recetas de sobrasada vegana por internet pero no me convencían, acabe encontrando una con carnita pero superaba mi presupuesto, pensé en hacerla con pesto rojo pero tampoco, porque lleva queso, así que al final me fuí al súper, compré por 4 euros los ingredientes y salió algo exquisito. No tengo ni idea de si se parece o no a la auténtica pero el resultado nos encantó.


Ingredientes

6 alcachofas
220g de pimientos del piquillo
250g de anacardos salados
150g de aceitunas verdes rellenas de pimiento rojo
3 chilis
1 cda de pimentón ahumado
1cdita de pimentón dulce
albahaca seca
perejil seco
pimienta
sésamo negro para decorar
1 cda de soja texturizada
azúcar
sal
aceite
2 cdas de margarina vegetal



Preparación

Mezclar las aceitunas, los pimientos, los anacardos y las especias en una batidora, ir echando aceite poco a poco hasta obtener la consistencia deseada sin dejar de batir. Una vez nos queda una pasta untable le añadimos la soja texturizada seca, sin remojar, le damos unas vueltas y reservamos.

Lavamos las alcachofas y preparamos una fuente con agua y limón.  Les quitamos las hojas más duras y cortamos la punta y el tallo. Vamos poniéndolas en la fuente con agua y limón para que no se pongan negras.

Una vez las tenemos limpias reservamos las hojas para una sopa que subiré otro día.

Abrimos con las manos y con mucho cuidado el centro de las alcachofas, las rellenas con una nuez de margarina y terminamos con unas cucharadas generosas de la sobrasada vegana.

En una fuente ponemos más o menos un dedo de agua y precalentamos el horno. Colocamos las alcachofas cubiertas con papel de aluminio y horneamos unos 45-50 minutos a 180º.

Se sacan del horno con cuidado y las servimos para comerlas enseguida decoradas con un poco de sésamo negro. Hay que ir quitando algunas de las hojas más duras de fuera todavía pero cuando llegas al centro la mezcla de sabores y texturas se deshace en la boca. Inexplicable. Tenéis que probarlas.

Sobró un poco de salsa pero la metí en un bote y seguro que para el desayuno o la merienda, untada en pan está deliciosa.



En la receta original llevaban almendras pero al hacer la sobrasada con anarcados pensé que no hacía falta añadir más frutos secos.

sábado, 2 de marzo de 2013

Curry de calabaza con leche de coco y arroz basmati

Pin It
La receta de hoy viene cargada de aromas de la India, evoca la ruta de las especias, los palacios, sedas y mercadillos de ése país lleno de colorido.

Ncesitaba volver a estar en la aldea en la que viví y ha llegado mi hermana con un bote lleno de gulab jamuns (unos dulces de leche en polvo frita en ghee, indescriptibles) y música de kirtans.



Las dos en la cocina hemos preparado el curry, ella me ha ayudado a cortar los vegetales mientras tomaba notas de la receta y los pasos a seguir en su libreta, que ella llama el cuaderno de pociones.

Ha sido un gran día, aunque he dormido menos de lo que me hace falta pero estoy feliz.
Estoy super contenta porque este verano voy a ser la chef encargada de la comida en un festival de yoga. Mi primer encargo desde que empecé con Maison Courgette. ¿Será cierto que estamos en la era de Acuario y todos los sueños se hacen realidad? Evidentemente hay un trabajo detrás de los sueños pero, sigo soñando y trabajando, viendo que el camino se va perfilando y cada día es un paso más.

Bueno y ahora la esperada receta.

Ingredientes:

1 cda de aceite de oliva
1 cdita de asafétida
1 cdita de nuez moscada molida
1 cda de curry en polvo
1 cdita de semillas de comino
1cdita de semillas de cilantro
2 chilis rojos secos 
1 zanahoria mediana en rodajas finas
400g de calabaza en cubos
1/2 pimiento verde en trozos finos
250g de champiñones partidos por la mitad
1 cdita de maicena
180ml de leche de coco
1 medida de arroz
2 medidas de agua
sal
un puñado de pasas
1 cdita de margarina 



Preparación:

Calentar el aceite en un wok o sartén ancha y sofreír a fuego lento las semillas de comino previamente tostadas y molidas, las semillas de cilantro molidas, los chilis partidos por la mitad junto con la asafétida.

Cuando las especias empiezan a tostarse añadir la zanahoria y dorarla unos minutos. Agregar la calabaza, el pimiento y los champiñones y saltear. La calabaza ha tardado unos 20 minutos a fuego lento en estar lista. Un truco para que las verduras se hagan antes, una vez saladas taparlas y que el vapor se concentre en el recipiente. El agua de los champiñones ha ayudado a la calabaza a cocerse.

Cuando ha pinchado con un cuchillo y he comprobado que estaba tierna he añadido la mezcla de la maicena y la leche de coco. He llevado la mezcla a ebullición removiendo constantemente, un par de minutos, y he apagado el fuego. He dejado el curry tapado y en reposo unas 6 horas antes de degustarlo. Seguro que si lo haces el día anterior todavía está más bueno.

Mientras preparaba las verduras para el curry he puesto en una olla un poco de margarina y he sofrito las pasas y el arroz, cuando ha empezado a tostarse he agregado el agua y la sal. Con la olla medio tapada y a fuego bajo ha tardado unos 15 minutos en estar listo. Mi truco para que el arroz quede bien suelto es poner la cantidad correcta de agua, siempre el doble que de arroz y una vez el agua se haya evaporado y veamos agujeros en el arroz, se apaga el fuego y lo dejamos terminar en su propio vapor.

Antes de servir se saca de la olla y se remueve para separar los granos, con mucho cuidado de no romperlo.

Este curry si además lo acompañas de unos chapatis o unos puris es sencillamente exquisito.

La mezcla de dulces, salados y picantes no tiene nombre.

Información nutricional:

El curry, según el libro del que he sacado la receta, tiene 14,5g de grasa y 197 kcal. He tardado media hora como mucho en tenerlo listo.