martes, 5 de marzo de 2013

Alcachofas rellenas de sobrasada vegana

Pin It
Hace tiempo que sigo el reto de Veganiza al chef y este mes por fin me he apuntado.
Se trata de veganizar una receta conocida y la verdad, la de hoy me ha divertido mucho pero me llevó un buen rato decidirme a cómo hacerla.

Este mes de marzo toca modificar una receta de El Comidista. Para ver la original podéis ir a este enlace.



En un principio empecé a mirar recetas de sobrasada vegana por internet pero no me convencían, acabe encontrando una con carnita pero superaba mi presupuesto, pensé en hacerla con pesto rojo pero tampoco, porque lleva queso, así que al final me fuí al súper, compré por 4 euros los ingredientes y salió algo exquisito. No tengo ni idea de si se parece o no a la auténtica pero el resultado nos encantó.


Ingredientes

6 alcachofas
220g de pimientos del piquillo
250g de anacardos salados
150g de aceitunas verdes rellenas de pimiento rojo
3 chilis
1 cda de pimentón ahumado
1cdita de pimentón dulce
albahaca seca
perejil seco
pimienta
sésamo negro para decorar
1 cda de soja texturizada
azúcar
sal
aceite
2 cdas de margarina vegetal



Preparación

Mezclar las aceitunas, los pimientos, los anacardos y las especias en una batidora, ir echando aceite poco a poco hasta obtener la consistencia deseada sin dejar de batir. Una vez nos queda una pasta untable le añadimos la soja texturizada seca, sin remojar, le damos unas vueltas y reservamos.

Lavamos las alcachofas y preparamos una fuente con agua y limón.  Les quitamos las hojas más duras y cortamos la punta y el tallo. Vamos poniéndolas en la fuente con agua y limón para que no se pongan negras.

Una vez las tenemos limpias reservamos las hojas para una sopa que subiré otro día.

Abrimos con las manos y con mucho cuidado el centro de las alcachofas, las rellenas con una nuez de margarina y terminamos con unas cucharadas generosas de la sobrasada vegana.

En una fuente ponemos más o menos un dedo de agua y precalentamos el horno. Colocamos las alcachofas cubiertas con papel de aluminio y horneamos unos 45-50 minutos a 180º.

Se sacan del horno con cuidado y las servimos para comerlas enseguida decoradas con un poco de sésamo negro. Hay que ir quitando algunas de las hojas más duras de fuera todavía pero cuando llegas al centro la mezcla de sabores y texturas se deshace en la boca. Inexplicable. Tenéis que probarlas.

Sobró un poco de salsa pero la metí en un bote y seguro que para el desayuno o la merienda, untada en pan está deliciosa.



En la receta original llevaban almendras pero al hacer la sobrasada con anarcados pensé que no hacía falta añadir más frutos secos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario