sábado, 23 de marzo de 2013

Corazones rellenos de mermelada de fresas especiada

Pin It
Alicia empezaba a cansarse de estar sentada en la orilla al lado de su hermana sin tener nada que hacer: una vez o dos se había asomado al libro que su hermana estaba leyendo, pero no tenia ni diálogos ni ilustraciones, "y ¿para qué sirve un libro" pensó Alicia, " sin ilustraciones ni diálogos?" (...) No había pasado nada demasiado extraordinario en eso, tampoco Alicia lo pensó demasiado cuando oyó al Conejo decirse así mismo: "¡Oh Dios mío! ¡Dios mío! ¡Llego tarde!"


Así comienza uno de los cuentos más preciosos que se han escrito, puede leerse en todas las edades y siempre le encontraremos nuevos significados.

Así comienza también la idea de esta receta. Con la llegada de la Primavera me vuelve la nostalgia de aquellos días en los que no teniendo responsabilidad ninguna podía tirarme al sol en la hierba y leer, leer y leer mientras me comía unas manzanas. Me apetecía hacer algo dulce, un bocadito rápido diferente que me recordara a esos días y encontré la receta de las galletas rellenas de Laskaponia y la mermelada de fresas de Directo al paladar. No podía ser más perfecto.

Hice 3 paquetitos que regalé a algunos amigos con etiquetas de ¡Cómeme! como en el cuento y todos sucumbieron a la tentación, en casa no han quedado ni las migas.


Ingredientes:

Galletas:

200g de harina
100g de mantequilla vegetal o margarina
4cdas de agua
1 sobre de azúcar vainillado
90g de azúcar

Preparación:

Mezclar la harina + azúcar vainillado + azúcar.
Fundir la mantequilla y agregarlo a la masa. Mezclar bien y envolver en un film en el frigo durante 30 minutos.

Amasar de nuevo y formar las galletas. Necesitaremos un cortapastas y un descorazonador de manzanas. Si no tenemos cualquier botella con el cuello pequeño nos servirá.

Hacer una galletas con hueco y otras sin, precalentar horno a 180º y hornear entre 15-20 minutos.

Tener cuidado con la masa, es complicada de manejar pero con paciencia salen perfectas. En el horno que no se doren mucho, quedan mejor en el punto justo.

Rellenar con la mermelada y espolvorear con azúcar glás.

Son perfectas para un té loco o un no cumpleaños :)


 Mermelada: 

500g de fresas
200g de azúcar
1 bastoncito de canela o una cda de canela en polvo
3 vainas de cardamomo
4 clavos de olor
el zumo de un limón mediano

Preparación:

En un bol trocear las fresas y mezclarlas con azúcar. Dejar reposar en la nevera mientras hacemos la masa, para que suelten el líquido.

Una vez terminada la masa añadimos a las fresas el zumo de limón y las cocinamos a fuego bajo.

Pasados 20 minutos añadimos las especias molidas y la ramita de canela si la tenemos. Seguimos cocinando, removiendo de vez en cuando hasta que haya espesado un poco más. Apagar y dejar reposar. Sacamos la ramita de canela antes de servir.

Está mejor de un día para otro, si la ponemos en botes y al baño maría podemos guardarla un tiempo pero está tan rica que no dura mucho en la nevera.


Espero que os gusten y para animar el horneado una canción, de mis favoritas también. Música de una época de amor y lucha por la libertad, un momento en el que los jóvenes también luchaban como ahora por los ideales.




¡Buen finde!

No hay comentarios:

Publicar un comentario