jueves, 7 de marzo de 2013

Sopa de hojas de alcachofa

Pin It
La receta de hoy viene derivada de la del martes, más alcachofas. Lo sé, no quiero hacerme repetitiva pero estamos en temporada y tenía que aprovecharlas.

Siempre que utilizo alcachofas en la cocina me da una pena enorme tirar los tallos y las hojas, parece que se quedan en nada y al final todo va a la bolsa de basura. Pues ya no, las hojas duras de las alcachofas son aprovechables y con un resultado delicioso.



La receta otra vez de El Comidista, el máximo alcachofero, con algunas modificaciones mías.
Tenía muchas ganas de hacerla desde que la ví porque me hizo pensar en nuestras abuelas, en antes, cuando la comida se valoraba y se cuidaba mucho más, se aprovechaba hasta la más diminuta miga de pan. No pienso en miseria sino en que en la cocina hay que inventar e ingeniárselas para aprovechar. Esta sopa le deja a uno el cuepo calentito y revitalizado.

La anécdota ha sido hoy al ir a comprar unas cebollas y alcachofas para la foto. He ido a la frutería de enfrente de mi casa, la lleva una pareja joven y entusiasta que me encanta. Ella estaba con una clienta así que le he pedido a él las alcachofas, le comento que son para unas fotos, de mi blog y tal, y ha ido a buscarlas al almacén con hojas, para que quedasen mejor en la foto. Me han pedido el enlace para verlo y todo, me ofrecían lo que me hiciera falta para las fotos. Obviamente las he comprado pero este trato familiar y amistoso es lo que me hace preferir comprar en un pequeño comercio. 
Y vamos con la receta...



Ingredientes:

las hojas de 6 alcachofas
2 patatas medianas partidas
2 dientes de ajo picados en láminas
1 cebolla grande cortada fina
1 pera en cuadraditos
agua
sal al gusto
aceite al gusto


Cocer a fuego lento bien cubiertas de agua las hojas de las alcachofas durante 30 minutos. Dejar en reposo si puede ser toda la noche, yo metí la olla en la nevera.

Al día siguiente en una sartén poner un poco de aceite, sofreir los ajos, la cebolla y las patatas hasta que se doren. La receta original lleva puerros pero como no tenía pensé que una pera le daría el punto dulce que hacía falta.
Añadir la pera al sofrito y seguir dando vueltas hasta que está bien hecho. Salar y apartar.

En la olla alta batir con cuidado, que salpica muchísimo, las hojas, poco a poco. El olor irá subiendo, olor concentrado a alcachofa, delicioso.

Colar el caldo y tirar los restos. En otra olla poner el caldo al fuego y echarle las verduras pochadas.
Dejar reducir unos 15 minutos y tapar. Servir bien caliente con unos trozos de pan casero y un poco de aceite.

Es una receta simple, nada complicada pero resultona la verdad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario