miércoles, 17 de abril de 2013

Fideuá de verduras y seitán

Pin It
Hoy escribo cuando se acaban de ir mis amigas, después de una cena donde he preparado por primera vez una fideuá.

La verdad, creo y por lo que me han dicho, ha salido genial. Pequeño detalle, la próxima vez probaré con los fideos más finos.

Ésta receta se la quiero dedicar a mi padre, que nació en Valencia y del que me he acordado muchísimo mientras la preparaba. Me he acordado de cuando de pequeños nos había hecho una paella con leña en una paellera gigante. 


Pero por lo demás me ha encantado la combinación de colores: morado, verde y blanco de las verduras.

Ayer tuve el día libre y como siempre que estoy en casa entre semana me gusta ver el programa de Karlos Arguiñano. Aunque no siempre lo puedo ver entero porque me da mucha aprensión según lo que cocine, esta receta pedía a gritos que la vegetarianizara.

Nunca había comido fideuá antes y era un reto divertido, además tenía la excusa de tener a las chicas en casa.

Es rápida y perfecta para tupper, de echo mañana creo que comeré las sobras porque estarán más buenas todavía.

Las fotos de hoy son cortesía de Luciana, una amiga y fotógrafa impresionante. No os perdáis su trabajo en Luciana Pérez Photography and Design.


Ingredientes:

400g de seitán casero o comprado
300g de fideos gruesos de fideuá o finos
1 cebolla morada de Figueres (opcional)
2 dicntes de ajo (opcional) - Tanto la cebolla como el ajo se pueden sustituir por asafétida
10 judías verdes frescas
1 pimiento verde
250g de setas frescas
caldo de verduras casero o comprado
4 alcachofas
aceite de oliva
perejil
1 cdita de lemongrass
1 cdita de pimienta negra
1 cdita de cúrcuma
1 limón partido en trozos
agua
sal al gusto 


Preparación:

Quitar el tallo y las hojas a las alcahofas. Cortarlas por la mitad y las mitades de nuevo por la mitad. Las vamos poniendo en un recipiente con agua y zumo de limón para que no se pongan oscuras.
Precalentamos el horno a 200º y sobre una bandeja con un poco de aceite asamos las alcachofas unos 20 minutos. Hay que tener cuidado de que no se doren demasiado y darles la vuelta a mitad de tiempo. Una vez las pinchas con un cuchillo y el corazón está tierno, están listas. Reservamos en el horno apagado.

En una sartén calentamos un poco de aceite y salteamos el seitán en dados hasta que se dore. Sacamos y reservamos en un plato.

En la misma sartén tostamos los fideos, dándoles vueltas para que no se tuesten de más. Los ponemos sobre una bandeja y empezamos con las verduras.


Troceamos bien el pimiento en cubos, la cebolla en rodajas y las judías en trozos de 3 cm. Salteamos con un poco de sal en la misma sartén de antes hasta que estén bien pochadas (unos 8 minutos a fuego medio). Añadimos la pimienta, la lemongrass y el perejil (puede ser fresco o seco).

Añadimos los fideos y el caldo de verduras. Dejamos cocer 10-12 minutos y apagamos el fuego. Tapamos la sartén y dejamos reposar unos 5 minutos para que el poco agua que pueda quedar se asiente y la fideuá tome forma.

Servimos caliente con un trozo de limón, 3 o 4 trozos de alcachofas y una cucharada (a gustos y opcional) de alioli.

El plato perfecto para reuniones y tardes de Primavera. Sencillo, nutritivo y "con mucho fundamento".


2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta!! una prueba más de que todos los platos se pueden veganizar, y además están todavía más ricos!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si Ester, la cocina es imaginación y la cocina vegetariana tiene muchas opciones.
      Te agradezco todos los comentarios.

      Un abrazo

      Eliminar