martes, 7 de mayo de 2013

Pimientos verdes asados rellenos de tortilla vegana

Pin It
Como cada mes las chicas de Veganiza al chef nos han propuesto un reto, un auténtico reto y la mar de divertido. Toca hacer una tortilla sin huevo.
Sé que para muchos es impensable y sorprendente que se pueda hacer una tortilla sin huevo.
Pues sí, se puede y además queda deliciosa.

Para los que no les gusten los garbanzos, la harina mezclada con las especias y bien cocinada para nada tiene sabor de legumbre, así que os animo a todos a probarla. Estos días de solecito, agradable, que todavía no quema, hay que aprovecharlos, salir al parque, a la montaña, a la terraza, cualquier sitio menos estar encerrados y disfrutar de una comida sencilla, sabrosa, con calma.


La receta que nos toca veganizar este mes de mayo es una receta del chef Bruno Oteiza. No sé por qué motivo no consigo cargar la página de Hogarutil donde estaba colgada pero en fin, si consigo el enlace editaré el post. Su versión era frita pero me gusta poco freír en casa, primero por los olores y segundo por que al horno me parece que los pimientos saben más, así que los horneé.

Ingredientes:

2 pimientos verdes (1 pimiento por persona)
2 patatas medianas
2 cdas de harina de garbanzo
2 cdas de harina de maíz
1 cdita generosa de curry de Madrás (cualquier curry serviría pero este es mi favorito)
1 cdita de asafétida o 1 diente de ajo
8 cdas de agua fría (125ml aprox.)
1 cdita de sal
aceite de oliva


Preparación:

Lavar bien y cortar la parte superior de los pimientos. Vaciar de semillas y reservar.

Ahora toca preparar la masa de la tortilla. Pelar bien las patatas, las vamos poniendo en agua fría a medida que las tenemos peladas para que no se pongan negras. Cortarlas en cubitos muy pequeños.

Calentar en una sartén un poco de aceite de oliva  y tostar la asafétida o el ajo. Añadir las patatas y cocinarlas a fuego lento hasta que estén algo tiernas. En el horno se acabarán de hacer.

En un bol poner las harinas con el curry y agregar agua mientras batimos con las varillas hasta obtener una masa homogénea. Mezclar con las patatas sofritas y rellenar los pimientos, haciendo presión con una cuchara para que no queden huecos sin tortilla.

Precalentar el horno a 200º y engrasar una bandeja.

Poner los pimientos sobre la bandeja, echarles un chorrito de aceite por encima y taparlos un poco con la parte superior del rabito.

Asarlos a 180º durante unos 30-40 minutos. Hay que darles la vuelta a mitad de tiempo para que se doren por ambos lados. El tiempo de horneado depende del tipo de pimiento.

Emplatar con un poco de pan casero y chutney de cebolla. 


La receta de la tortilla la he sacado de Hiulit's Cuisine. ¡Espero que os guste!



2 comentarios:

  1. como dije ya en el reto: me encanta esta receta!! ....te ha quedado muy chuli..y seguro que estaban buenísimos!! :)
    a ver si saco tiempo estos días y me pongo con ella :)

    besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que nunca se me habría ocurrido rellenar unos pimientos con tortilla y el resultado es delicioso :) Tengo ganas de ver tu aportación :)

      Gracias por pasarte guapísima ;) Besos

      Eliminar