miércoles, 26 de junio de 2013

Savarin mini-cocktail Vegano {Whole Kitchen}

Pin It
Hoy se me han  juntado dos entradas, la de Ventanas Verdes y esta para Whole Kitchen. Es lo que tiene estar de vacaciones, juntarse San Juan y dos cumpleaños y yo sin parar, deseando triplicarme o quintuplicarme para poder hacer todo.

Así que hoy una propuesta mega sana con el batido verde y otra no tanto, pero veganizada y sin apenas grasa dulce.


La receta original de Le Cordon Bleu lleva huevos y ron, yo he utilizado NO EGG y agua para el almíbar. El almíbar me ha salido más bien glaseado pero con las cerezas frescas y las frambuesas con un poco de azúcar glás ha quedado perfecto. 

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: SAVARIN.

Un poco de historia sobre este delicioso pastel: 

Este pastel en forma de corona, es uno de los postres más apreciados en Francia desde hace más de 150 años. Lleva el nombre del célebre gastrónomo francés Jean- Anthelme Brilat-Savarin, autor de la célebre La filosofía del gusto.
El origen de este pastel se remonta al SXVII, Estanislao I rey de Polonia, cuya hija fue desposada por Luis XV rey de Francia, perdió su trono y a cambio le dieron el ducado de Lorena. Estanislao I era un gran amante de los dulces, pero su mala dentadura le llevaba a sufrir grandes dolores cuando comía platos con azúcar.
Su pastelero Nicolas Stohrer, conocedor de este problema, creó para él un nuevo pastel basado en el Kugelhopf originario de centro europa, al que añadió frutas, azafrán, vino y crema chantilly.  A este pastel se le llamó originariamente Ali Babá, debido a que el rey era amante de los cuentos.


Al llegar dicho pastelero a París, de la mano de la hija de Estanislao I, se empezó a difundir este pastel entre todos los parisinos, poco a poco, se fue modificando esta receta del Baba hasta llegar al actual Savarin.
En el SXIX, este pastel fue rebautizado con el nombre de Jean-Antheme Brillat Savarin como homenaje.
La presentación se fue modificando respecto al pastel original: siempre se presenta en forma de corona, nunca llevan pasas, se acompaña de chantilly y se baña en un sirope de ron o gran marnier.

La versión que yo he preparado es vegana y bastante rústica. No tenía el molde de rosca pero he improvisado con uno que tenía en casa. Al no querer usar ningún tipo de nata he decorado el savarin con un glaseado de cítricos, cerezas frescas y frambuesas.

Ingredientes: 

Para el savarin

250 g de harina
20 g de levadura de panadero
5 g de sal
10 g de azúcar
3 medidas de NO EGG (3 cucharaditas de NO EGG y 6 cucharadas de agua)
70 gramos de agua tibia
50 g de mantequilla/margarina derretida

Tamice la harina en un cuenco y agregue a continuación la levadura, sal y azúcar. Vierta la mezcla de NO EGG  y el agua tibia sobre los ingredientes secos, añadiendo sólo un poco cada vez, sin dejar de mezclar con una cuchara de madera hasta que la preparación sea lisa. Agréguele la mantequilla/margarina derretida y mézclelo bien.
Vierta la mezcla en un molde para savarin previamente untado con mantequilla/margarina, llene hasta la mitad. Tape con film y guárdelo en un lugar cálido para que la masa leve hasta doblar de tamaño.
Hornéelo entre 25 y 30 minutos a 190ºC.


Para el glaseado

piel de 1 naranja
piel de 1 limón
5 cucharadas de agua
200 g de azúcar

Ponga a hervir todos los ingredientes y déjelos cocer 10 minutos.
Remoje el savarin en su molde con el almíbar. Deje que enfríe y desmolde.
Sirva el savarin, pincelado con el glaseado y acompañado cerezas frescas, frambuesas o lo que más apetezca.

* Si queremos que quede más húmedo recomiendo hacer el almíbar:

150 gr. de agua
120 gr. de azúcar
Zumo de una naranja
Piel de 1 limón





Batidos Verdes y Licuados {Ventanas Verdes}

Pin It
Hace un par de años que leo a las chicas del grupo Ventanas Verdes y este año me han aceptado para que participe en sus retos mensuales. Es un grupo de blogeras unidas " promover una alimentación saludable basada en el producto sostenible. Creemos que existe una cocina sana, sabrosa, agradable y divertida, más allá del producto industrial y procesado que cada vez está más presente en la cocina actual. Creemos que la buena cocina no es solo la ortodoxa que sigue recetas clásicas al pie de la letra. Que lo que se come en casa forma parte del bagaje cultural de cada cual. 
El activismo culinario existe. Cuando elegimos comprar un producto y no comprar otro, estamos elegiendo el camino por el que queremos que vaya el mundo y el tipo de producción que apoyamos."

Así se describe a las ventanas en la portada del blog y la verdad siempre me he sentido tan identificada que ahora que formo parte de ellas estoy en las nubes, agradecida y alucinada de poder compartir mis recetas y formar parte de este grupazo de talentos en la cocina y con la fotografía.

A partir de ahora me tendré que esforzar mucho más en las fotografías y eso es un reto para mí que con una cámara compacta y pocos conocimientos voy haciendo, me gustan mis fotos pero quiero aprender mucho más. 

Vamos a por la receta. El reto de este mes era preparar un batido verde, rico en clorofila. Yo he elegido las espinacas, por que me encantan y por que cuando las como me acuerdo de Popeye y me entra la risa.


ESPINACAS

Las espinacas son las verduras que mayor contenido de clorofila disponen, junto con las acelgas, con una cantidad aproximada de 1-2 gr. por cada Kg. de hojas. La clorofila destaca como sustancia anti-oxidante, por su potencial anti-cancerígeno, por su capacidad oxigenadora celular, tónica y regeneradora y como desodorizante.
A nivel nutricional, las espinacas están compuestas en su mayor parte por agua (92%) y fibra. Tanto crudas como cocinadas, tienen un bajo aporte calórico, de unas 22 Kcal. por cada 100 gr. de alimento.
Son ricas en minerales como el calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, y presenta buenas cantidades de fósforo, zinc y yodo.
Son verduras remineralizadoras, de gran ayuda para reducir la acidez consecuencia del normal funcionamiento corporal, acidez que aumenta en cualquier condición patológica o disfunción, aumentos de los requerimientos corporales (exceso de trabajo, ejercicio físico,…) y asociados a sobrecargas en los procesos desintoxicativos.



 Ingredientes para 2 personas: 

300 gramos de espinacas frescas y bien lavadas
2 naranjas de zumo
1 pepino mediano pelado
2 rodajas de melón
2 peras maduras, peladas y sin pepitas
1/2 limón
1 puñado de copos de avena



Preparación: 

Pelar las peras y quitarles las pepitas, pelar el pepino, limpiar el melón.
Hacer zumo de naranja y limón. 
Batir todos los ingredientes hasta obtener un suave batido. Servir bien frío y decorar con una rodaja de limón. 


La revista Cuerpo Mente hace una reseña sobre nuestro grupo, todas las ventanas estamos muy contentas por la recomendación a sus lectores, Gracias!!! Por cierto, este número incluye un artículo sobre zumos y clorofila que va perfecto con nuestro reto mensual.

*Foto cortesía de Heva de Tarjetadembarque

martes, 18 de junio de 2013

Coronation Chicken Vegano {Whole Kitchen}

Pin It
 Estoy de vuelta, el lunes comenzaron mis vacaciones y aunque se supone que son días de relax hasta hoy todo lo contrario. He trabajado en un festival de música el fin de semana, al ser de noche estaba agotada y aún ayer tenía un cansancio que no me podía ni mover. Pero hoy tenía que volver, cocinar, preparar un catering y además compartir la receta con la que participo por primera vez en el club de Whole Kitchen.
Me ha encantado la propuesta de este mes porque suponía el reto de veganizar un plato típico inglés y estoy feliz de poder demostrar que pueder ser incluso más delicioso, al estar libre de sufrimiento.

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: CORONATION CHICKEN.


Evidentemente la mía es la versión vegana y tengo que decir, aunque no haya probado el original, que esta versión es deliciosa. He sustituido el pollo por pollo vegano. Había pensado utilizar qorn pero descubrí que lleva huevo, así que cambié de idea al instante.

La receta original de Nigella Lawson llevaba cebolla y pasas pero me he arriesgado y le he puesto puerro y arándanos rojos. 

El plato ha triunfado en casa y además hoy lo he incluido en un catering para un fiesta de cumpleaños. Además de esta receta he preparado 3 más que iré compartiendo a lo largo de la semana.
¡Espero que os guste! 


Ahora un poco de historia para presentar el plato:

El Coronation Chicken o pollo de la coronación es un plato típico de la gastronomía británica, el cual fue creado para la coronación de la reina Isabel II en 1953, se ha acreditado su creación a la experta en gastronomía Constance Spry y a la chef Rosemary Hume.
Ambas cocineras eran principiantes en la prestigiosa escuela culinária Le Cordon Bleu en Londres, donde al parecer Spry propuso una receta de pollo frío, crema de curry y aliño que materializó entre las dos.
Este plato estaba inspirado en el Jubilee Chicken que se sirvió en el banquete del 50 aniversario de la Coronación de Jorge V en 1935.
Posteriormente, tanto en 2002, como en 2012, se han hecho diferentes versiones de este pollo que se han dado a degustar en el picnic que se organiza en los parques de Londres.

El pollo de la coronación, suele usarse como relleno de sandwiches y es un plato muy apreciado en los picnics británicos.
  
Ingredientes: 

1 puerro picado
10 gr de tomate concentrado
5 gr de curry
15 ml de zumo de limon
30 gr de mermelada de albaricoques
150 gr de lactonesa o veganesa casera
500 g de sustituto de pollo vegano (yo he usado el de Redwood que he comprado en la Veganoteca).
125 g de arándanos rojos secos
30 g de almendra laminada
aceite de oliva virgen extra


Preparación: 

Sofreimos el puerro picadito con un poco de aceite, cuando esté transparente añadimos el tomate y curry en polvo. Cocinar a fuego lento para que se integren todos los sabores (unos 5 minutos)
Retiramos del fuego, añadimos el limón, la mayonesa y la mermelada de albaricoque, mezclar todo bien. Reservar.
Desmenuza el sustituto de pollo y lo mezclamos con los arándanos. Vertemos sobre él, la salsa y mezcla hasta que se integre. Agregar las almendras en láminas y remover bien.
Dejar enfriar y presentarlo según vuestra elección, ya sea a modo de sandwich, acompañado o como parte de algún relleno.
Yo lo he presentado en mini sandwiches con pan de molde sin corteza. 

Un bocado delicioso y perfecto para estos días de verano, en los que las reuniones y los picnics son algo habitual. ¡Que no se diga que ser vegetariano es aburrido!



miércoles, 12 de junio de 2013

Ensalada de Couscous a la Menta "#ponunaensalada en tu verano"

Pin It
El sábado pasado tuve un catering, para la despedida de soltera de una amiga me encargaron preparar un aperitivo. Me hacía muchísima ilusión ya que era la primera despedida a la que asistía y además por que era un nuevo reto.

Preparé cupcakes de chocolate y fresas, muffins de gorgonzola, pera y nueces al romero, bombones de dos chocolates y ensalada de cous-cous.

Comparto este collage, con fotos de La Txina, para que disfrutéis, ¿os entra el hambre? A mí sí jajaja


Fue un éxito, disfrute de lo lindo viendo como les encantaba cada una de las preparaciones y espero que vosotr@s disfrutéis también ;)

Os traigo la receta de la ensalada de cous cous y con ella participo en el reto de Rosilet, del blog Sugg-r. Con la iniciativa demostramos a través de las ensaladas que comer bien y saludable puede ser divertido. Me ha encantado la idea ya que ahora que llega el calor nos apetecen platos más ligeros y frescos. La campaña estará activa hasta el 26 de Junio. ¡Apuntaos!

La ensalada que os traigo es completa, perfecta para una comida, brunch o incluso una cena como plato único. ¡Espero que os guste!



Ingredientes para 4 personas: 

250 g de cous cous
500 g de agua
1/2 berenjena en cubitos pequeños
1/2 pimiento rojo en trozos pequeños
100 g de champiñones enteros cortados en láminas
1/2 puerro en rodajas finas
1 cdita de semillas de cilantro molidas
1 cdita de cominos tostados
2 limones
3 ramitas de menta fresca (de mi balcón)
1 puñadito de pasas
1 puñadito de pipas de girasol
1 puñadito de pipas de calabaza
Sal al gusto
Aceite de Oliva Virgen Extra


Preparación: 

Hervir la el agua y cuando rompa a hervir añadimos sal al gusto y apagamos. Añadir el cous cous y dejar reposar unos 8 minutos. Hay que removerlo con cuidado con un tenedor para evitar que se pegue, que se formen bolas. Cuando han pasado los minutos lo estiramos en una bandeja de horno y lo dejamos enfriar.

En una plancha con apenas aceite preparamos las verduras. También quedarían genial en un wok, que de hecho es una de las mejores formas de preparar las verduras, mantiene la forma y les da un punto crujiente exquisito. Yo empiezo con el puerro, luego añado la berenjena y el pimiento y por último los champiñones.
Tostamos las semillas de comino en la misma plancha una vez listas las verduras.

Añadimos las verduras al cous cous y exprimimos 1 de los limones. Rociamos el cous cous con el zumo y dejamos reposar en la bandeja hasta el momento de servir.

Cuando vayamos a emplatar añadimos un poco de menta picada y los frutos secos, rociamos con el zumo del limón que nos queda, un poco de aceite y sal al gusto.

*Un truco para las pasas, dejarlas en agua caliente hasta el momento de servir si queremos que estén blanditas, hidratadas y súper esponjosas. A mí personalmente me gustan mucho más así, incluso para ponerlas en pan de molde o algún pastel.

* Para que el cous cous no se apelmace recomiendo tenerlo en una badeja grande hasta que lo sirvamos, bien aireado, y de vez en cuando removerlo con un tenedor.

* En la receta he puesto solamente 2 limones pero puedes poner hasta 3, el limón con la menta le da el toque final.






jueves, 6 de junio de 2013

Gelatina de fresas con agar-agar

Pin It
El verano pasado empecé a experimentar con el agar-agar. Hicimos una reunión en casa y preparé una tarta de queso con agar-agar estilo galleta Oreo gigante. Estaba deliciosa pero la textura no acababa de convencerme.

Hace unos días de nuevo me volví a arriesgar y preparé una gelatina. El caso es que había preparado una mermelada de fresas con manzana a la vainilla y no sé por qué (ya que he hecho bastantes mermeladas) esta vez me quedó líquida.

Guardé el líquido que sobró en la nevera, esperando el momento de hacer algo con él y de pronto se me ocurrió, gelatinas de postre.

La gelatina es algo que nunca puedo comer ya que está compuesta de los restos de animales del matadero (horrible, lo sé) : tendones, huesos, etc.

Así que aquí os traigo un postre diferente que encantará a los niños y al niño que todos llevamos dentro.
Además el agar agar es un alga llena de propiedades y sobretodo saciante.


Ingredientes para 12 gelatinas:

2 kg de fresas
500g de azúcar
1 cda de esencia de vainilla
1 cucharada de agar agar en copos

Preparación:

Quitamos los rabitos a las fresas y las troceamos. Las ponemos en una fuente intercalando capas de fresas y azúcar y las dejamos reposar la noche entera en la nevera.

Al día siguiente en una olla ponemos las fresas con el azúcar y el líquido que tengan, cocinamos a fuego lento hasta que las fresas se desmenucen.

Cuando las fresas están listas dejamos enfriar y colamos el líquido. Las fresas pueden servir para hacer una mermelada o rellenar un pastel, empanadas. Imaginación al poder ;)

A mí me salieron 500 g de líquido.

En otra olla calentamos un poco el líquido y agregamos el agar agar como lluvia poco a poco y removiendo a la vez. Al cabo de unos 8 minutos apagamos el fuego y ponemos la gelatina caliente en los moldes que más nos gusten. Hay que remover muy bien para evitar que al comerla notemos los granitos de alga, no es nada agradable.

Dejar la gelatina en la nevera toda la noche y al día siguiente ya podemos degustarla.

Esta vez no lo hice porque quería que fuera translúcida pero podéis añadirle trocitos de fresa fresca o cualquier otra fruta que os guste.

Servir bien fresquitas.



martes, 4 de junio de 2013

Cojondongo con fresas

Pin It
Hace unos días una amiga me pregunta que si conozco el cojondongo, obviamente (o a lo mejor no tan obvio jajaja) me entra un ataque de risa preguntándome de qué me estará hablando. Resulta que su padre era de Badajoz y en su casa es un plato muy típico que siempre preparaban, también era la broma en la familia

Así que la receta de hoy se la dedico a ella, a su padre y a mi madre que es también de Extremadura y es la que me inspira siempre en la cocina. Los mejores platos, los de su cocina, como no puede ser de otra manera.

Cuando empecé a investigar descubrí que es un plato de los que me gustan, reciclando pan que tiene un par de días y agregando lo que tengas en la nevera.

Una receta sencilla, económica, vegetariana y perfecta para el verano.


La versión que yo os traigo está inspirada en la de Mercado Calabajío pero mi versión lleva fresas y omite varios ingredientes.

Bien fresquito es un aperitivo o entrante perfecto para el verano.

Ingredientes para 2 personas:

200g de pan duro si puede ser de centeno o casero
1/2 vaso de Aceite de Oliva Virgen Extra
1/4 de diente de ajo (opcional)
1 vaso de agua (todo depende de lo espeso que os guste, ir echando poco a poco hasta obtener la consistencia deseada)
1 chorrito de vinagre de manzana
Sal al gusto

Como guarnición yo le puse 1 pepino pequeño, 1 puñado de fresas troceadas, 1/2 pimiento verde bien picado.
Pero el tema es echarle imaginación, le podemos poner uvas, melón, sandía, la fruta de temporada que tengamos a mano y resulta excelente.


Preparación:

En un vaso alto batimos el pan partido con el aceite, agua, ajo (opcional), vinagre y sal. Vamos agregando el agua poco a poco hasta que tengamos la consistencia que más nos guste.

Está mucho más rico si se deja en la nevera toda la noche y se sirve al día siguiente bien fresco y con los sabores concentrados.

Ponemos la mezcla en dos platos soperos y decoramos con las frutas y verduras troceadas pequeñas. Un chorrito de Aceite de Oliva Virgen para rematar y listo para ¡DISFRUTAR!