viernes, 31 de enero de 2014

Galletas con Chips de Chocolate {Raw}

Pin It
¡Feliz viernes! 

Como os comentaba en un post anterior estoy investigando cada día más y más sobre el crudiveganismo y esta receta es una demostración de que se puede comer sano y delicioso sin necesidad de abusar de las grasas saturadas. 

El caso es que en el trabajo tenemos un Club de Repostería y cada viernes nos toca a uno de los miembros sorprender al resto con una nueva receta. Hoy me ha tocado a mí y espero que les guste. 

Buscando en Pinterest una opción vegana y diferente encontré ésta versión de Averie Cooks y además de sencilla y rápida es exquisita. 

Son unas barritas energéticas perfectas para un picnic o para el almuerzo. Eso sí, no duran mucho fuera de la nevera porque se deshacen un poco pero la combinación de sabores es espectacular. 

Ni que decir tengo que las fotos que está haciendo mi hermana en las últimas entradas del blog son ALUCINANTES, ESPECTACULARES, INCREÍBLEMENTE BUENAS! <3 Gracias hermanita!!! Quien tiene arte lo tiene y punto! 


Se me cae la baba solamente viendo las fotos...:) 


Ingredientes para unas 15 galletas

112 g de mantequilla vegana
150 g de azúcar moreno ecológico 
1 cdita de extracto de vainilla
1 cda de mantequilla de cacahuete RAW (batir un puñado de cacahuetes crudos pelados con un poco de sal y aceite)
200 g de harina (puede ser blanca o de centeno tamizada)
1 pizca de sal 
Chips de chocolate, cantidad al gusto 



Preparación: 

Dejar la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se reblandezca y batirla junto con la vainilla, el azúcar y la mantequilla de cacahuete. 

Agregar la harina con las pepitas de chocolate y mezclar hasta que no queden grumos. 

Poner papel de horno sobre una bandeja engrasada y estirar la masa de 1 cm de grosor. Decorar con más chips de chocolate por encima y dejar en la nevera durante 2 horas. Sacar de la nevera 10 minutos antes de consumir. 

He fundido a fuego muy bajo algunas chips para decorar como sirope pero esto es opcional. 

En la receta original pone que pueden durar 3 semanas en la nevera y 4 meses congeladas, no me ha dado tiempo de comprobarlo pero es interesante saberlo. 


Un pecado de vez en cuando es bueno para la salud ;)

¡Feliz fin de semana!

miércoles, 29 de enero de 2014

Coles de Bruselas Asadas con Granada y Limón {Vegana}

Pin It
Estamos en plena temporada de coles de bruselas y aunque esté acabando la época de la granada es una combinación llena de propiedades y sabores que contrastan.

Me encantan las verduras al horno pero últimamente por pereza o simplemente porque estaba evitando comer cosas cocinadas entre semana no he preparado mis bandejas de verduras asadas así que cuando mi madre compró coles de bruselas esta semana rápidamente me puse a buscar una receta especial con ellas. La receta que he seguido es la de las chicas de A Beautiful Mess que además de ser lindas tienen un blog espectacular que os recomiendo visitar.

De pequeña no me gustaban nada las coles pero ahora aprecio el sabor especial que tienen y con esta receta me han conquistado. Es sencilla, perfecta para el tupper y además súper sana.


He buscado los beneficios de las coles y en este enlace he descubierto que son ricas en Vitamina C con lo que son beneficiosas para la vista, el oído y la piel además de ricas en potasio, fósforo, calcio, sodio y magnesio.

De la granada he leído que es una fruta nativa de Persia y que los árabes la consideraban la fruta del amor. Normalmente la tomo en el muesli de la mañana o con zumo de naranja pero en un plato salado acabo de comprobar que le da un toque increíble. La granada tiene mucha fibra y apenas hidratos de carbono con lo que no nos saltamos la dieta si la incluimos en nuestros platos. Es rica en minerales destacando el potasio aunque aporta también hierro y calcio. Vamos que es toda una reina de las frutas y además afrodisíaca ;)

Ingredientes para 4 personas

500 g de coles de bruselas
1 granada
1 limón
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal al gusto

Lavar y cortar las coles por la mitad. En un bol mezclar las coles con el aceite y la sal. Hornear a medio fuego durante 40 minutos teniendo cuidado de darles la vuelta a mitad de tiempo para que no se doren demasiado solamente por un lado.

Partir la granada por la mitad dejando las puntas arriba y abajo, en horizontal y golpear con una cuchara de palo con cuidado y sobre un bol para que las semillas salgan sin los molestos hilos blancos.

Sacar las coles del horno y servir con la granada por encima y un poco de zumo de limón al gusto.

¡Así de fácil! Para que luego digan que comer sano es mucho trabajo.

Bon apetite!

martes, 28 de enero de 2014

Bombones con Vainilla y Coco {Raw}

Pin It
¡Aviso! Esta receta es para amantes del chocolate, la fusión de sabores con el regusto que te queda al final amargo del cacao es para morirse comiendo uno tras otro. ¡Cuidado! Hay que saborearlos y compartirlos.

Hace un mes más o menos que me llegaron los fantásticos moldes del lote de Navidad de Silikomart pero entre una cosa y otra no acababa de ponerme a cocinar nada con ellos.


Este fin de semana por fin pude concentrarme y me vino a la cabeza esta mezcla de sabores. Debo admitir que las medidas han sido bastante a ojo pero intentaré ser lo más concreta posible.

Se preparan en un momento y con la ayuda del molde de silicona se desmoldan sin ninguna dificultad. La primera tanda quedó perfecta pero no duró en la nevera ni 3 horas, en cuanto estuvieron listos se los comieron mis padres y mi hermana xD Hay delicias irresistibles y no hay nada como dulces hechos en casa y sin aditivos. Esta tanda tiene algunos defectos, huecos que no debería pero sigue estando delicioso y las fotos que ha hecho mi hermana son de revista, así que estoy feliz y espero que os guste.

Quiero agradecer a Silikomart la oportunidad de probar estos moldes tan fantásticos y os los recomiendo. Los podéis comprar aquí.


Ahora que se acerca el 14 de Febrero podréis sorprender con unos deliciosos bombones de chocolate sin aditivos ni colorantes dañinos. Aunque un capricho de chocolate nunca está de más y no hace falta que sea una fecha concreta para hacer del postre algo especial.

Ingredientes para 15 bombones Fantasía

4 cdas de aceite de coco ecológico
3 cdas de cacao puro en polvo
Unas gotitas de esencia de vainilla
1 cda de miel de naranjo o sirope de ágave

Calentar al baño maría a fuego muy bajo el aceite en caso de que esté muy espeso, apenas empiece a derretirse apagar el fuego y añadir el cacao puro en lluvia mientras removemos con unas varillas. Agregar la vainilla y la miel/sirope. Remover bien para evitar grumos.


Rellenar el molde con cuidado de no desbordar y dejar que se enfríen unas 2 horas en la nevera.
Tener cuidado de que no se enfríe la mezcla porque al espesar no llega bien a los rincones más pequeños y es por eso que han quedado los agujeritos. Soy extremadamente exigente pero de todos modos han quedado deliciosos y bellos.

¡Gracias Silikomart! Mi pasión por el chocolate ahora tiene la excusa perfecta para dar rienda suelta a la imaginación y preparar bombones de diferentes sabores y colores.

Para los que os guste el cacao menos amargo recomiendo poner un poco más de miel o sirope de ágave pero la idea es una explosión de sabores: coco fresco, cacao amargo y el dulce de la vainilla y la miel.


lunes, 27 de enero de 2014

Pasteles de Verduras Asadas a la Leche de Coco y Miel con Quinoa Roja {Sin Gluten}

Pin It
Hola a tod@s después de esta larga desconexión. Vuelvo a sentir la pasión por la cocina, he modificado mucho mis hábitos alimenticios, optando por una dieta más crudívora, no 100% ya que es un proceso lento, y lo iréis comprobando en mis próximas entradas.

Y sí, he vuelto, me ha costado pero a veces necesitamos tiempo para nosotros mismos, tiempo de ser egoístas y de solamente dedicarnos a no hacer nada que sea obligado aparte de la rutina diaria de trabajo. Han sido unos meses increíbles en los que he conocido gente muy interesante, he perdido muchos kilos, he dormido poco y trabajado mucho. No me sentía con inspiración suficiente para cocinar, además de estar a dieta tampoco he pasado mucho tiempo en casa. Ahora vuelvo a leer, a escribir y tengo ganas de cocinar.
He pensado en hacer varios cambios en el blog que ya iréis viendo y espero que os gusten. Os quiero agradecer a todos los que me leíais que sigáis aquí y espero poder compensaros por este tiempo desconectada.


Ésta receta está inspirada en una que me preparó un amigo especialista en postres como podéis ver en su página Tartas del Norte Su versión llevaba peras y puerro caramelizados con nata y unas hojas de albahaca, me he permitido hacer algunos cambios y espero que os guste. 

En la medida de lo posible hay que tratar de que todos los ingredientes sean de origen biológico y siempre intento utilizar productos de la terra, por eso del km 0 y apoyar una forma de alimentación sostenible. Con esto colaboramos con los agricultores de la zona y además evitamos consumir pesticidas y demás productos tóxicos para la salud que inevitablemente tienen los productos que vienen de lejos. Estando en una ciudad como Barcelona no es difícil ir al mercado y encontrar buenos precios y productos de primera calidad. Tengo pensado hacer un listado de las tiendas donde suelo comprar algunos de los ingredientes no tan conocidos ;) ¡No os preocupéis, tengo muchos cambios pensados para el blog y todos para mejor, estoy segura! 

Ingredientes para unos 8 pasteles 

3 berenjenas medianas en rodajas 
2 calabacines medianos en rodajas
1 bote de pimientos del piquillo asados y ahumados 
3 peras maduras cortadas en dados pequeños 
2 ramas de apio picadas muy finas y sin las hojas 
125 gr de leche de coco
2 cdas de aceite de oliva
1 pellizco de sal
1 cda de azúcar moreno (opcional)
queso para gratinar vegano 
miel de naranjo o sirope de ágave 

Quinoa roja para acompañar
1 medida de quinoa roja
2 medidas de agua o caldo de verduras casero
cilantro fresco para decorar 
sal al gusto


Lavar la quinoa en un colador un par de veces hasta que deje de salir espuma para quitarle el amargor. Cocinarla en el agua hirviendo con sal unos 20 minutos a fuego medio y reservar. Servir con un chorrito de aceite y decorar con el cilantro. Hay que tener cuidado de que no se quede pegada a la olla, un truco, apagar el fuego 5 minutos antes de la cocción y dejar apagado que el vapor acabe de cocer los granos. La quinoa está lista cuando los granos se han abierto y podemos ver los pequeños aros blancos. Si ha quedado agua la colamos y ya está lista para servir. 

La quinoa puede sustituir a la pasta y el arroz en una gran variedad de platos aportando gran cantidad de fibra, proteínas, omega 6 y omega 3. En este enlace podréis encontrar más datos sobre esta semilla que al no contener gluten es ideal para celíacos.  

Cortar las berenjenas y los calabacines en rodajas no muy gruesas y disponerlos en tandas sobre la bandeja engrasada. Asar a fuego medio cubiertos con papel de aluminio hasta que la berenjena esté dorada y bien cocinada y los calabacines queden en el punto justo entre crujiente y cocinado. Reservar en una bandeja aparte y preparar las peras y el apio.

En una sartén calentar un poco de aceite y dorar el apio a fuego lento, añadir las peras y cocinarlas hasta que casi se desmenucen. Añadir el azúcar, darle un par de vueltas y agregar la leche de coco. Seguir cocinando a fuego lento mientras reduce y apagar . Tiene que quedar espeso pero no seco.

Con ayuda de unos moldes de timbal ir montando los pasteles con una capa de berenjena, otra de calabacín, una cucharada de la mezcla de peras y apio, otra capa de berenjena, seguir con calabacín y terminar con el queso, decorar con unas tiras de pimiento y gratinar. 


Servir caliente con un chorrito de miel por encima. La miel es opcional, si no utilizáis miel en vuestra cocina podéis poner un poco se sirope de ágave. Yo lo he acompañado de quinoa roja con un poco de cilantro fresco pero queda perfecto como aperitivo o tapa. 

Et voilà! Probadlo y me contáis ;)