jueves, 27 de febrero de 2014

Moong Dhal Dosa o Crepes de lentejas amarillas - Sin Gluten {Ventanas Verdes}

Pin It
Este mes el reto de Ventanas Verdes propuso como tema las legumbres. Os invito a entrar en el enlace y disfrutar de todas las propuestas de las chicas que forman este grupo.

Hace unas semanas mis padres estuvieron en casa y me dejaron bastante moong dhal y pensé qué podía preparar con él. Ya hice un hummus y quedó de miedo pero quería probar algo distinto, algo de la India y opté por las dosas.


La entrada de hoy llega un poco tarde debido a que estos días no me encuentro muy bien, el lunes tuve un ataque de ansiedad, no podía respirar y me temblaban las manos. Supongo que he acabado sucumbiendo al estrés por muchos motivos y ahora estoy en casa, bastante floja para hacer nada. Al menos cocinar me da tranquilidad aunque no aguanto mucho en pie. Es por eso que las fotos no son de lo mejor que podría hacer pero os aseguro que las dosas os encantarán.

¿A quién no le gustan las crepes? Esta opción es completamente vegana y además permite combinar rellenos infinitos, el clásico de patata con especias o un buen chutney o cualquier verdura que os guste, queso, etc.


Las dosas son una especie de crepe con especias típica de la cocina del sur de la India. Se pueden encontrar fácilmente en los puestos de comida callejera rellenas de aloo masala o patatas especiadas. Es habitual comerlas como desayuno o merienda, son bajas en grasas y con un alto contenido de carbohidratos y proteínas. Constituyen un desayuno energético y lleno de matices.

El moong dhal es una variedad de lenteja amarilla con la que en la India se prepara la sopa que acompaña el arroz basmati diario. Las legumbres son la fuente básica de proteínas de la comida india y en combinación con el arroz es un plato de alto nivel proteico y fuente de aminoácidos. Hay muchas variedades de dhal pero el amarillo es para mí el más suave y mi favorito.

Se pueden preparar dhoklas, sopas y cremas con estas lentejas y cada región de la India tiene su masala o mezcla de especias distintiva. Iré indagando más recetas con el dhal que me queda.


Buscando recetas de dosas encontré la clásica de urad dhal fermentado con arroz pero Manjula propone una versión sencilla y por el resultado diría que igualmente deliciosa y crujiente. En este enlace tenéis la receta original y además un vídeo perfectamente explicado que aunque está en inglés se entiende muy bien.

Además lo bueno de estas crepes es que son aptos para celíacos así que podrán darse el placer de comer una crepe sin ningún temor.

Ingredientes para 6 Dosas: 

180 g de moong dhal
(yo uso la marca Natco y se encuentra en tiendas de productos de la India, en Barcelona en la C/ Sant Pau está el supermercado de J.K. Foods en el que encontraréis todos los ingredientes necesarios para cocinar comida india)
1 trocito de gengibre fresco pelado
2 chilis pequeños (depende de lo que os guste el picante, es opcional)
1 cdita de Panch phoron ( una mezcla de especias que lleva: comino, fenogreco, kalonji, mostaza y anís, también de la marca Natco y se encuentra en las tiendas de productos indios)
1/2 cdita de sal
7 cdas de aceite de oliva virgen extra o Ghee


Preparación: 

Lavar 3 veces el dhal en abundante agua removiendo las lentejas para que se limpien bien. Cubrir con agua no muy fría de nuevo y dejar en remojo mínimo 4 horas. Yo las tuve la noche entera porque entre una cosa y otra me puse con la receta demasiado tarde para esperar.

Pasado el tiempo de remojo eliminamos el agua y ponemos las lentejas en el vaso de batir. Añadimos el gengibre pelado y cortado pequeño, el aceite o Ghee, sal y batimos bien. El truco es que la masa quede suave pero no líquida, como una masa de tortitas.

Batidas las lentejas añadimos las especias, yo usé una mezcla que lleva comino, fenogreco, anís, mostaza y kalonji pero creo que si queremos ser imaginativos en la cocina podemos poner las especias que más nos gusten.


Calentamos una plancha antiadherente y con ayuda de una cuchara ponemos una medida de masa una vez que esté bien caliente. Repartir la masa formando círculos desde el centro hacia los bordes y esperar a que aparezcan unas burbujitas para darle la vuelta a la dosa. Con ayuda de una espátula y mucho cuidado volteamos la dosa y la cocinamos por el otro lado hasta que se dore.

Hay que tener en cuenta dos cosas antes de poner la masa, la plancha tiene que estar caliente pero no demasiado y tenemos que ser ágiles al mover la masa o de lo contrario se formarán pegotes y no quedará la textura deseada. Tener cuidado que no se quede demasiado fina porque se quebrarán las dosas ni demasiado gruesa porque no serán tan deliciosas.

La primera no os preocupéis si no os sale pero veréis que con la segunda la iréis pillando el truco.

Ir rellenando las dosas con lo que más os guste y reservarlas. Están buenas frías pero lo ideal es comerlas casi al momento, crujientes y tibias.


बोन एपीटिट = ¡Buen provecho! 

15 comentarios:

  1. Bitxu muchos ánimos estos días, sea cual sea el motivo todo pasa.
    Las fotos cada día te las curras más y la receta...mmmmmm riquísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amore ;) Todo pasa, si! Muchas gracias, me alegra que te guste el post!
      Besitos

      Eliminar
  2. Hola!, ¿estas mejor?, la menos eso espero, descansa todo lo que puedas durante el fin de semana. Que sorpresa tu receta, pero que cosa tan rica!, nunca he probado algo parecido y sólo con leer los ingredientes se me hace la boca agua. Te he enlazado con mi entrada, que estemos todas las ventanitas juntas.
    Un besazo y cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo, muchas gracias ;) La verdad es que en la India era habitual encontrar dosas por la calle y me ha traído muchos recuerdos prepararlas. Es increíble la cocina, pura química, como con unas legumbres se puede obtener algo tan fino.
      Yo he enlazado el post también :) Y bueno, por lo demás, demasiado estrés, demasiadas cosas en poco tiempo y al final el cuerpo avisa y o paras o explotas, y exploté. Pero todo pasa, con descanso y respirar profundamente.
      Besos

      Eliminar
  3. No se me había ocurrido preparar creps con legumbres, menuda idea me has dado jajaja las lentejas amarillas para los que vivimos en poblaciones pequeñas es complicado pero se pueden hacer con otras legumbres ¿verdad?
    Espero que te encuentres mejor ¡Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Heva :) Me alegra que la receta haya tenido éxito, tenía pánico porque es la primera vez que las hago pero han resultado deliciosas. Obviamente con practica serán mucho mejores pero estoy satisfecha. Si las haces con otras legumbres trata de que sean finas. lentejas finas aunque no sean amarillas. No sé si con otro tipo de legumbre saldrán pero todo es probar ;) La cocina es imaginación y ensayo error jeje
      Ya me contarás.
      Besos

      Eliminar
  4. Que interesante esta receta!
    La receta que aun no he preparado, es muy parecida a la tuya pero más clasica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa! Me muero de ganas de ver tu propuesta ;)
      Besos

      Eliminar
  5. Que receta tan exótica.
    Yo tenía entendido que el dhal era otra cosa, una preparación, no un tipo de lenteja, super interesante. Deben quedar unos crêps muy suaves y digeribles, me encanta la idea.
    Espero que te encuentres mejor, te mando muchos cariños !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kako ;)
      Dal es la palabra sánscrita que se usa para legumbres a las que se ha quitado la piel o también a las sopas que con ellas se preparan.
      Quedan deliciosos la verdad, me alegra que te gusten.
      Muchas gracias por los ánimos.
      Besos

      Eliminar
  6. Espero que estés mucho mejor, tengo una amiga que también sufre de ataques de ansiedad y se pasa días sin salir de casa, sé que se pasa muy mal. A ella también le ayuda la cocina :).
    Y no te disculpes por las fotos, tu receta tiene una pinta deliciosa! Hace tiempo que quiero preparar algo con moong dhal, a ver si salgo en busca y captura.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Liliana :) La verdad es que sí, te quedas sin energías después de un ataque de estos pero bueno, la solución, calma y meditación. Poco a poco espero volver a la normalidad.
      Un abrazo y ya me contarás qué tal con la receta

      Eliminar
  7. yo una vez hice dosas con urad dal y la verdad que quedan deliciosas pero es suuuuuuuper trabajoso!! Así que tu receta me parece super interesante porque es una manera un poco más sencilla de hacerlas. Seguro que de sabor están buenísimas.
    Descansa y recupérate. Y trata de tomarte tiempo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, bella! Ésta receta es una alternativa sencilla y para mí igual de sabrosa, la verdad. Ya me contarás si la pruebas.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. No había visto esta entrada y me he quedado bocabierta!!! Me parece de lo más interesante!!! Una forma de comer bien nada aburrida y de lo mas creativa.

    ResponderEliminar